EM

EM

viernes, 25 de febrero de 2011

"MATASANOS"

   Hace poco el padre de un amigo, que llevaba una temporada en el hospital, fallece. Unos días antes me habían comunicado que estaba mejorando y que pronto se iría a casa. Luchaba contra el cáncer.
  En la misma semana, la madre de mi vecina también fallece. Tenía Parkinson. Acudió a hacerse una analítica de rutina y detectaron poco oxígeno en su sangre. Le recomendaron acudir al hospital y allí fallece.
  En abril del año pasado falleció el padre de una muy amiga mía, el cual le acababan de dar el alta porque su mejoría era evidente. Falleció después de someterse a un contraste de huesos. Era una prueba rutinaria ya que también padecía cáncer, pero la familia se lo ocultó y nunca lo supo.
 
  Muchas personas podrían contar historias parecidas. ¿Qué es lo que sucede? Cada vez más confío en la postura de mi abuela de llamar matasanos a los médicos. Realmente creo que una persona enferma se debilita aún más cuando se ve de nuevo en esa cárcel llamada hospital. El ánimo es fundamental. Lo pierden rápidamente porque son mayores y están hartos de someterse a duras  pruebas médicas.
  También es sabido que muchas personas fallecen después de una notable mejoría. En ese caso el ánimo no es el que influye en absoluto.
 
  Cada caso en distinto pero ¿podemos saber la causa? No la enfermedad sino el por qué. Muchos familiares dolidos alegan negligencia médica. Cuántas veces no habremos escuchado eso de que en casa se encontraba estupendamente y en el hospital fallece de repente.
  Quiero pensar que existen pruebas médicas muy duras que un sistema inmunitario muy debilitado no puede soportar.

  Después de un ingreso hospitalario, la mejoría la devuelve el hogar, el estar con la familia. Cuando volvemos a casa principalmente la depresión desaparece. ¿Influirá eso también en algo?
  Lo dejaré a criterio de cada uno, que siempre se basa en propias experiencias vividas.

2 comentarios:

  1. Por desgracia la medicina no es una ciencia exacta. En mi caso habia mejoría pero los médicos siempre nos dijeron que su situación era muy grave, y aunque estaban sorprendidos del aguante que tenía eramos conscientes de que cualquier recaida podría ser fatal, como al final ha sido.
    No nos queda otra que seguir luchando, y eso estamos. Te animo a que no pierdas la esperanza y sigas luchando con todas tus fuerzas. Mucho ánimo!.Me tienes aqui para lo que necesites.

    un beso fuerte
    J.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente Jose, la medicina no es una ciencia exacta. Por cierto, me encanta que me leas. Muchos besos.

    ResponderEliminar