EM

EM

sábado, 9 de abril de 2011

LUNA



Absorta en mis pensamientos
en la oscuridad me hallaba
y la luna en su manto negro
desde allí arriba me contemplaba.

Y la luna se reía
porque a solas hablaba
pero es que mi enamorado
nunca me escuchaba.

¿Qué pasa luna bonita?
¿Qué pasa luna preciosa?
¿Acaso mi desdicha
te parece algo graciosa?

Si hablo a solas y a oscuras
es porque siento dolor
y en ésta noche tan pura
desahogo mi corazón.

La noche es muy agradable
con ella me siento mejor,
ella sabe abrazarme
y ofrecerme su compasión.

Y la luna desde aquella noche
jamás de mí se burló,
hacia mí no tenía reproche
y al escucharme me comprendió.

Ahora no me siento sola
cuando se marcha el sol
porque la oscuridad y la luna
me dan su conversación.


2 comentarios:

  1. No existe enfermedad alguna, ni siquiera la Esclerosis, que detengan los sentimientos. Precioso poema.

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, los sentimientos siempre están. Muchas gracas.

    ResponderEliminar