EM

EM

miércoles, 29 de febrero de 2012

NUEVAS LESIONES

    
      No iba a estar siempre igual de bien. Esta enfermedad avanza. Voy tomando poco a poco conciencia de lo que significa padecer Esclerosis Múltiple. Después de una Electroencefalografía y otra Resonancia, hemos visto que tengo lesiones nuevas y las antiguas están activas.  "¿Cómo es posible?" - pensé- "¡Si  la resonancia de noviembre estaba igual que hacía un año!"..... Pues porque ésto avanza.  Ya sabía que no iba a quedarme así de bien siempre, que no iba a estar siempre con la misma medicación (ahora me cambian a Copaxone), que los mareos con sensación de desmayo inminente significaban algo más que ansiedad. Poco a poco voy siendo más experta, como ésos compañeros que han pasado ya por Interferón, Copaxone, Tysabri, etc. Porque es un camino que no podemos evitar, está marcado. Los relevos, las paradas, los descansos, los tropiezos, las caídas, no sabemos dónde están, pero sabemos que tarde o temprano nos los encontraremos. 
     Siempre da un poco de desánimo salir de la consulta del neurólogo con la "buena noticia", sobre todo si incluye un cambio de tratamiento. Es como empezar otra vez. Nuevos efectos secundarios, nuevas costumbres, ya que a partir de ahora me tendré que pinchar todos los días, pero también nuevos trucos y rituales que se adquieren con la práctica.
     A pesar de todo sigo con mis proyectos,  mis ilusiones,  mis metas... No me he caído, aunque la EM me haya hecho la zancadilla. No estoy triste, ni desanimada. Pienso en ello fugazmente cuando veo que tengo muchas más lesiones que la mayoría de mis compañeros de mi edad. Pero no, no me hace caer. No tengo miedo. Vivo el hoy y para hoy. Conozco personas de las que aprender, ejemplos de auténtica superación. ¿Voy yo a quejarme? Imposible. ¿Pincharse todos los días? Hay diabéticos que lo hacen tres veces al día. No puedo correr, pero hay quien no puede siquiera ponerse en pie. Hablo y escribo, lo estoy contando. Hay quien no lo contará jamás...